jueves, 28 de julio de 2011

El Justicia critica cómo se ha planificado el tranvía

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=690489
Published with Blogger-droid v1.7.4

martes, 26 de julio de 2011

VIVE ZARAGOZA SE ACTUALIZA


La aplicación para dispositivos Android, "Vive Zaragoza", se ha actualizado esta tarde a los nuevos recorridos de las lineas de autobús motivados por las obras del tranvía.
Esta aplicación permite, entre otras cosas, conocer en tiempo real el tiempo de llegada de un autobús de cualquier linea a una parada concreta.
Los tiempos que da son certeros.

martes, 19 de julio de 2011

..Y LLEGÓ EL CAOS

El alcalde de Zaragoza, dentro de su magnanimidad, ha decidido contentar a los que apostaban por el bulevard en Independencia y ahora tendremos aceras anchas, como querían algunos, y bulevard, como querían otros ya que por él irá el tranvía.
Al margen de las ironías. Este era el aspecto que presenta desde hoy el Paseo de Independencia y la Plaza de España por culpa del inicio de la segunda fase del tranvía.
Únicamente un carril de bajada para el tráfico y escasos pasos de peatones para poder cruzar de un lado a otro en la zona más comercial y de negocios de Zaragoza.
Y para año y medio por lo menos.
La movilidad en Zaragoza es impuesta; el ciudadano tiene cada vez menos libertad para elegir la forma, tiempo y ruta que elige para ir a su destino porque se favorece una alternativa en detrimento de las demás.
Una movilidad eficaz es la que permite ir de A a B sin tener que pasar por C y utilizando el método de transporte más rápido y eso en Zaragoza es una quimera.

video

lunes, 18 de julio de 2011

COMIENZA OTRO SITIO DE ZARAGOZA

Mañana da comienzo la seguna fase de las obras de la primera, y esperemos que única, linea del tranvía.
Siete kilómetros de obras de golpe durante 19 meses, calles principales cortadas y por las que nunca más volverá a pasar un coche, como César Augusto. El centro de Zaragoza casi cerrado a cal y canto para los vehículos.
Todo en pro de un proyecto que unos defienden y otros muchos critican y que, aparte de su idoneidad o no en favor de una movilidad adecuada, nos va a costar un ojo de la cara.
El altísimo precio que va a pagar la ciudad no se va a ver reflejado en una mejora de la movilidad global de la ciudad, sino que afecta a una zona en concreto.
Pero además, este tranvía no viene para dar alternativas de movilidad, sino que llega para imponerse sobre otros medios de transporte como el coche o el autobús. Un autobús, dicho de paso, que era ejemplo de servicio en España hace unos años y cada vez va a peor.
A partir de mañana Zaragoza será distinta, para algunos mejor, pero creemos que muchos no han sopesado cómo quedará el proyecto finalmente, las molestias, el coste económico y la irreversibilidad de esta obra. Símplemente se escudan en lo que hay en otras ciudades (donde se ha planteado de otra forma), en una manida sostenibilidad y en un ecologismo demagógico.
Mientras, los comerciantes, las personas mayores y con movilidad reducida y todos los que viven en el centro, entre otros muchos, serán (seremos) los damnificados.
Si lo que el alcalde pretende con esta obra es que lo recordemos por muchos años, lo va a conseguir, nos acordaremos de él por décadas.

jueves, 7 de julio de 2011

¿A ESTO LE LLAMAN MOVILIDAD?



El Ayuntamiento ha distribuido algunas recreaciones de cómo quedarán algunas zonas de Zaragoza tras la construcción de la segunda fase del tranvía.
¿Recuerdan el debate de la reforma de Independencia entre bulevar o aceras anchas? Bien, pues ahora vamos a tener las dos cosas.
La presencia del coche es mínima y en Cesaraugusto desaparece por completo.
El tranvía no será una alternativa de transporte que conviva con otros medios sino que viene para desterrar prácticamente al coche y al autobús, que hasta hace pocos años, era ejemplo de servicio en España.
Nos queda algo más de año y medio de padecer unas obras que ocupan media ciudad, de un proyecto carísimo y que no va a añadir grandes soluciones a la movilidad urbana sino que va dirigido erradicar el tráfico privado por el centro y a que un alcalde deje su obra para la posteridad.
Claro que siempre habrá gente que, como una conocida que el otro día me dijo que le gusta el tranvía...!Y vive en Utebo. No lo emplea¡ Pero le gusta.
Así nos luce el pelo.